Tel: 961125489 - Mov: 676527299

¿Qué implica empezar una terapia cognitivo-conductual?

El momento de pedir ayuda

Psicologo cognitivo centro de Valencia

Para la mayoría de las personas, acudir por primera vez a la consulta de un psicólogo supone una gran incertidumbre. Normalmente, nos planteamos empezar un proceso terapéutico cuando nos sentimos inmersos en una crisis personal, o somos conscientes de que hay problemas concretos que no sabemos solucionar por nosotros mismos. En ese momento podemos sentirnos desorientados y algo asustados, ya que solemos sentir que hay algo que nos sobrepasa.

En la mayoría de las ocasiones, además, el hecho de pedir ayuda a un psicólogo cognitivo ya lo interpretamos como algo malo (“Si tengo que pedir ayuda es que no soy capaz de arreglar mis problemas, soy débil…y…¿Qué van a pensar los demás cuando sepan que voy al psicólogo?…¡pensarán que estoy fatal!”). Afortunadamente, superar estos primeros miedos y pedir cita ya es un acto terapéutico en si mismo, porque la persona es consciente de que tiene un problema y de que lo más importante es poder solucionarlo.

¿Y qué ocurre cuando ya estoy en terapia?

Tras haber comentado, observado y analizado a fondo tu historia personal, el terapeuta, además de guiarte y acompañarte en el proceso de cambio, te proporcionará herramientas para que puedas ir solucionando poco a poco los problemas por ti mismo. Esto implica que en algunos momentos las sesiones de terapia se basarán en enseñar esas estrategias para poder trabajarlas y ponerlas en práctica fuera de la consulta. De esta manera, con un trabajo activo, y llevando a cabo las tareas propuestas por el terapeuta, se va dirigiendo el proceso terapéutico hacia la mejoría. Algunas de estas tareas pueden ser leer bibliografía relacionada con el problema a tratar, registrar nuestros pensamientos y nuestra conducta en momentos determinados, o practicar ejercicios aprendidos en la consulta.

Esto a veces choca con la idea de algunos pacientes, que creen que el psicólogo les ayudará porque se van a desahogar y eso les va a hacer sentirse mejor. (Sin duda, esto ayuda, pero no es suficiente como para resolver el problema). Cuando les planteas unas tareas a realizar en casa suelen mostrar resistencia (evitan hacerlas, o directamente te dicen que eso no va con ellos). Esto es porque no esperan una terapia activa, en la que psicólogo y paciente trabajan unidos, sino más bien pasiva: yo le cuento mi problema y él/ella me lo resolverá. La realidad es que el proceso de terapia va más allá, y sólo cuando el paciente se ha implicado plena y conscientemente en su proceso de cambio personal se pueden lograr los mejores resultados.

 

“Un pájaro posado en un árbol no tiene miedo de que la rama se rompa, porque su confianza no está en la rama, sino en sus propias alas”

Últimas publicaciones

Dirección

Calle Moratín nº 15, puerta 5-A, tercer piso.
Junto a la plaza del Ayuntamiento de Valencia.
Teléfonos: 96 112 54 89 – 676 52 72 99
Website: www.psicologodepresion.com
Email: [email protected]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies