autoestima-parejaSeguro que todos en algún momento hemos leído o escuchado algo así como «para poder amar a los demás se debe empezar por uno mismo». Y es que la baja autoestima va a condicionar hasta tal punto nuestras relaciones de pareja, que puede dar lugar a múltiples conflictos y relaciones disfuncionales. Si tienes problemas de autoestima, vives en Valencia o cerca, y necesitas ayuda, puedes ponerte en contacto conmigo para poder ayudarte.

¿Por qué es tan importante tener una autoestima sana?

La relación que mantenemos con nosotros mismos afecta a todas las demás, de modo que, si nos sentimos valiosos, vamos a poder expresarnos con naturalidad y autenticidad, seguros de nosotros mismos y de nuestras capacidades para amar y ser amados.

Sin embargo, si nuestra autoestima es baja, tendremos más inseguridades respecto al otro, pensaremos que nos va a abandonar (porque no somos lo suficientemente interesantes, guapos, valiosos, en definitiva, y seguro que puede encontrar fácilmente a otra persona mejor en cuanto nos «relajemos»), y haremos todo lo posible porque esto no pase.

Por ello, en una relación de pareja donde hay una persona con la autoestima baja suelen aparecer problemas tales como:

  • Dependencia emocional: La persona siente que por sí misma no es valiosa, por lo tanto va a asumir su valía en función de la relación de pareja («Sin él/ella no valgo nada»). Por eso, ante la posibilidad de perder al otro hará todo lo posible por no perder la relación.
  • Miedos e inseguridades: Dado que no cree en sus capacidades para enamorar al otro, siente continuamente la necesidad de que su pareja le confirme que le quiere y que no le va a dejar. Esto suele provocar agotamiento en la pareja, que lo percibe como falta de confianza hacia él/ella (hacia sus sentimientos). Este miedo irracional en muchas ocasiones deriva en una actitud celosa y posesiva, ya que de esta manera percibirá más control sobre la posibilidad de que la pareja se vaya con otra persona.
  • Estar a la sombra del otro: Al no sentirse capaz de tomar las decisiones correctas ante los problemas que surgen, (debido al pobre concepto que tiene de si mismo/a), suele reaccionar de manera pasiva, dejando que sea el otro quien tome las decisiones en todo momento.
  • Evitación de conflictos: Tiende a evitar cualquier tipo de discusión, y si se llega a producir enseguida cede o se atribuye la culpa de lo sucedido, por miedo a que el otro deje de quererle y le abandone.  

 

En resumen, una autoestima sana va a favorecer que en la relación de pareja ambos tengan en cuenta sus opiniones, valores y necesidades vitales, desde una base de confianza y respeto mutuos.

«No hay amor suficiente capaz de llenar el vacío de una persona que no se ama a sí misma» (Irene Orce)