conexion-emocional

 

En ocasiones, podemos sentirnos desconectados de los demás emocionalmente. Es posible que no nos sintamos escuchados o comprendidos, parece que siempre tengan otras tareas más importantes que hacer, y esto les impida estar atentos a nuestras inquietudes o necesidades. O quizás te esté pasando a ti a la hora de relacionarte con ellos, y no sepas exactamente cómo acercarte. Vamos a ver algunas sugerencias para conseguirlo.

 

¿Cómo puedo conectar más con mi pareja y mis hijos?

 

  • Desconecta los aparatos electrónicos: Si deseas conectar más con la otra persona (pareja, hijos…), empieza por prestarle una atención plena, sin móvil o televisión por medio. De este modo les estarás haciendo saber que ellos son lo más importante.

 

  • Atiende con interés a lo que dicen, mantén el contacto ocular (si es posible, a la misma altura; agáchate si es necesario para que coincidan vuestras miradas), y observa mucho. Te resultará más fácil conocer sus necesidades.

 

  • Si existe algún conflicto, valida las emociones que estás sintiendo y escucha también las del otro.

 

  • Abraza y besa más, no olvides el contacto físico. Píllales en mitad del pasillo o mientras hacéis algo en la cocina. Una caricia sin venir a cuento a veces se agradece más. ¡Y no olvidéis las risas!

 

  • No se trata de estar todo el tiempo con ellos, sino de que cuando se esté se atienda plenamente al momento presente. Lo que llamamos tiempo de calidad. Trata de pensar que lo importante está AQUÍ Y AHORA.

 

Conectando más con mis hijos:

 

  • JUEGA CON ELLOS: En función de la edad que tengan, por supuesto, involucrarte en los momentos de juego será una poderosa herramienta para mejorar el vínculo con ellos y a la vez enseñarles valores.

 

  • TRATA DE TRANSMITIR CALMA: Si a la hora de comunicarte transmites calma y capacidad de escucha, podrán acercarse a ti cuando se sientan alterados y necesiten ayuda. Además, serás un buen modelo a imitar.

 

  • ANÍMALES A ESCRIBIR UN DIARIO (y si puedes hazlo tú también): Sabemos que escribir lo que nos ha pasado durante el día y cómo nos hemos sentido nos ayuda a procesarlo de una manera más adaptativa, y a la vez nos conecta más con nosotros mismos.

 

  • EXPRESAD LAS QUEJAS DE LA MANERA ADECUADA: Sin gritos, estableciendo turnos para hablar, y con la fórmula “me molesta… desearía…”.

 

  • INTERÉSATE POR SUS GUSTOS: Si le gustan los aviones, los cómics o algún deporte en concreto, empieza por compartir conversaciones relacionadas con esa afición, involúcrate y aprende sobre ello con él/ella.

 

  • COMPARTID TAREAS DE LA CASA: El hecho de animarle a cocinar algo contigo o pedirle que te ayude a montar una estantería, (en función de la edad hay multitud de tareas entretenidas que se pueden proponer), le hará sentirse más valorad@, aprenderá valores, fomentarás su autonomía, y hará que compartáis más tiempo juntos.

 

  • COMPARTE TUS IDEAS, HISTORIAS VIVIDAS, AFICIONES…: Te conocerán más y les aportará otra visión acerca de la vida diferente y enriquecedora.

 

“Cuanto más abiertos estemos a nuestros propios sentimientos mejor podremos leer los de los demás” (Daniel Goleman, autor del libro  Inteligencia Emocional)