Tel: 961125489 - Mov: 676527299

Comprender el trastorno obsesivo-compulsivo

trastorno_obsesivo_compulsivoContinuamente empleamos palabras como “obsesivo” o “maniático”, refiriéndonos a maneras de comportarnos algo exageradas y que podrían provocarnos malestar en nuestra vida diaria.

Es normal preocuparnos con el hecho de no haber cerrado con llave la puerta de casa, e ir a comprobarlo para asegurarnos de que lo hemos hecho. Sin embargo, cuando esta preocupación nos lleva a comprobarlo 20 veces seguidas, parece evidente pensar que tenemos un problema. Es saludable lavarse las manos antes de comer, pero no lo es tanto hacerlo 50 o 100 veces al día por miedo a contraer una enfermedad. Estos son algunos de los muchos ejemplos que pueden existir como síntomas de un trastorno de ansiedad llamado Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) y que podemos tratar en mi consulta en el centro de Valencia.

Este trastorno se caracteriza por la aparición de pensamientos intrusivos, ideas o imágenes que se repiten de manera espontánea. Normalmente la persona sabe que esos pensamientos son absurdos o inapropiados, pero le provocan un gran malestar y suelen deteriorar su calidad de vida. A este tipo de pensamientos les llamamos “obsesiones”. Por ejemplo, una obsesión es que se repita todo el tiempo la idea de que puedo asesinar a mi hijo (aunque sea algo que no haría nunca, a pesar de que le quiero con locura, etc.).

Cuando aparecen estos pensamientos, la persona suele realizar algún tipo de conducta o ritual, con el fin de prevenir o aliviar el malestar que provocan. A estas conductas les llamamos “compulsiones”. Esto es, siguiendo con el ejemplo anterior, si me asalta el pensamiento de que en un impulso puedo matar a mi hijo, llevaré a cabo una conducta determinada para evitar que eso ocurra (hacer que lo coja mi marido, o mi madre y pedirles que no me lo dejen coger, por si cedo a mi “locura”, etc.).

Lo que suele ocurrir es que, a pesar de ser únicamente un pensamiento que se aparece en la mente, y que se reconoce como absurdo o irracional, la persona ocupa gran parte de su tiempo tratando de neutralizarlo, debido al gran malestar que le provoca, y cada vez necesita más tiempo para contrarrestar estas ideas o imágenes. Y estas conductas que al principio les aliviaban, ahora no les resultan muy útiles, con lo cual cada vez sienten más ansiedad y realizan más compulsiones.

Este trastorno resulta desesperante para quien lo sufre, y provoca una gran sensación de angustia. Normalmente, suele verse afectado el estado de ánimo, llegando a sufrir episodios depresivos y afectando a su vida laboral y personal.

Para resolver este problema se recomienda llevar a cabo una terapia de corte cognitivo-conductual, ya que este tipo de tratamiento tiene un índice muy elevado de resultados favorables, ayudando al paciente a recuperar poco a poco su calidad de vida.

Últimas publicaciones

Dirección

Calle Moratín nº 15, puerta 5-A, tercer piso.
Junto a la plaza del Ayuntamiento de Valencia.
Teléfonos: 96 112 54 89 – 676 52 72 99
Website: www.psicologodepresion.com
Email: [email protected]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies